sábado, agosto 21, 2010

Mensaje erótico para parejas

Plugo a Dios darnos en palabras la revelación de sus propósitos. Y la revelación que ofrece en la Biblia resulta ser no SUS poderes ocultos sino SU impotencia

I. The Pervert's Guide to Cinema [Slavoj Zizek] Nos escapamos hacia un sueño para evitar algo en la vida real... pero luego lo que encontramos en el sueño resulta ser más horrible que lo que había en la vida real... así que terminamos escapando del sueño hacia la realidad nuevamente. Entonces la cosa empieza siendo: los sueños son para los que no son lo suficientemente fuertes para soportar la realidad, y termina: la realidad es para los que no pueden soportar sus sueños.

II. INT - CONSULTORIO DEL MÉDICO
Paciente ansioso por el diagnóstico
- Hay una mala noticia y una buena. ¿Cuál quiere escuchar primero?
- La mala.
- OK. Tiene cáncer terminal con pronóstico de muerte dolorosa en 2 ó 3 semanas.
- ¡Dios mio! ¿Cuál puede ser la buena noticia entonces?
- ¿Vió la enfermera esa que raja la tierra en la sala de espera? Después de meses de perseguirla, ayer me la llevé a la cama y ¡cogimos como animales!

IV. El dibujante de la Biblia más vago del mundo Pareciera que en cada viñeta se agota y en vez de dibujar una segunda mano o las patas traseras de un animal, las esconde detrás de algo.

V. Los hijos de Elizabeth Fritzl (que vivieron toda su vida encerrados en un sótano) cuando fueron liberados pasaron mucho tiempo maravillados acariciando el pasto de la clínica "Para ellos el paso de la nube es un fenómeno"

En la novela (de Thomas Harris) en la que se basó "Hannibal", Hannibal Lecter y la agente Starling terminan viviendo como pareja en Buenos Aires. [Para Riddley Scott este final era inaceptable]

1 comentario:

damianivanoff dijo...

en la película que rodó Slavoj Zizek hace apenas unas semanas y que no pudo editar por falta de compromiso intelectual termina concluyendo que "if you want to see the real-reality, you must to read Bob Chow". Después se explaya sobre las bondades de cojerse estudiantes saliditas del horno de Puán.

Y estaba mucho mejor que la agente Starling. Mucho mejor. Que ambas.